MI HISTORIA

Publicado en por Katty

Es una historia que encontré por los años 90 ,en la página de un periódico no recuerdo cual , pero me gusto mucho lo recorte y lo guarde, después de un tiempo me di cuenta que esta historia era parecida a la historia que estaba viviendo en ese instante pero con algunas correcciones de mi época.


AYER TE VI

 

Ayer te vi. Ibas con tus ojos marrones hundiéndose en la bruma del atardecer. El paso menudo y tus hombros delgados bamboleándose al compás de cada latido de tu caminar. Ayer te vi. Y sentí que de pronto todo el mundo era mió en el recuerdo de aquellos años que se quedaron lejos. De nuevo me sentí caminando a tu lado prestándome tu sombra en los ocasos de Comas. Era el tiempo de la flor y el piropo de las casas modernas y de los viejos árboles  y jardines. El tiempo de los parques poblados de enamorados y hasta las palomas volaban sobre el mar. Recuerdo la tibia locura de mis suspiros de adolescente enamorada y otra vez como ayer acariciaste mi piel bajo la lluvia. ¡Éramos Felices! Yo era la pequeña enamorada y tu aquel extraño que llego  a mi vida. Fue solo mirarnos cambiar dos palabras para entender que era posible construir el Amor en la cintura de una mariposa. Porque lo nuestro, Amor, fue un Amor de novela. Un romance como cuentos donde los gnomos bailaban desnudos por las calles y en el hueco de un zaguán me mostraste tu corazón de mil caminos. Hablamos de tantas cosas en aquellos días de jazmín en la oreja. Planificamos un mundo para los dos de una orbita doble que no podrían descifrar los científicos. Un mundo de jardines azules y viento suave que llegaron del Sur. Era un mundo nuestro mi Amor, solo se levantaba el perfil de una casa hechas de cuentos, las tejas rojas y el portal de madera, una galería asaltada por un batallón de geranios en flor y con un solo cuarto con dos ventanas donde el día pasaba persiguiendo la noche. Un lecho de sabanas azules y una mesa redonda de madera donde agonizaba un quinqué, también una cuna como esperando un hijo y una canción de Amor sobre el tejado. Era el viento del sur que decía nuestros nombres de memoria. Un viento azucarado, lento y suave que además nos enseño a rezar. Era tan hermoso todo aquel tiempo de estrellas agonizadas. Después llego la realidad. La muerte de mi padre y mi familia apuntándome en el centro exacto de mi corazón. Para ellos, mis hermanos y cuñados yo era culpable mucho antes de haber sido inocente. Te estabas aprovechando de mis sueños. Estabas jugando con mi inocencia. No tenías el abolengo necesario para casarnos. Eras apenas el hombre del camino; el extranjero de los ojos infinitos que un día llego a mi vida trayendo entre sus labios un aleanbique de mentiras y así fue como me perdiste mi Amor. Yo no tuve el coraje de decir TE AMO, y tú no fuiste capaz de secuestrarme de mi casa una noche sin luna. El tiempo que pasó de largo. Los años se fueron acumulando sobre mis hombros, como una pesada carga de vivir inútilmente.

Ya casi te había olvidado cuando ayer te vi. Años de una vida no vivida volvieron a mi pecho y otra vez como ayer grite tú nombre en las esquinas ¡No me oíste! Ni siquiera volviste la cabeza para verme. Seguiste tu camino hacia el otoño, sin descubrir que yo estaba como antes devorando tu boca. Te hubiera dicho tantas cosas si me hubieras mirado, te hubiera dicho: Aun existe un mundo de doble orbita, un mundo todo azul, para vivir a espalda de la gente y de la vida. Un mundo de caminos que se encuentran y donde un viento suave continúa todavía pronunciando nuestros nombres de memoria.

Ayer te vi. Cuando la tarde moría en Comas .

Yo me quede en silencio y me di cuenta que ya no existe un mundo de doble orbita entre tu y yo.
                                                           Tu primer amor

 



 UNA OBRA DEL ARTE ITALIANO "EL BESO"




 

Etiquetado en historia sin importancia

Comentar este post